Startups: alertas legales

Muchos son los desafíos que deben atravesar los emprendedores al momento de iniciar, escalar y proyectar el crecimiento de su negocio. Por ello, resulta conveniente identificar las prioridades y los distintos aspectos legales a considerar para que la Startup sea planificada y su escalamiento eficaz.

Sin pretender limitar la lista a lo que sigue ni que denote orden de prelación o importancia, a continuación indicamos aquellas cuestiones legales básicas que deberíamos tener en cuenta:

  • Es importante preguntarnos y entender, desde el minuto cero, cual es la forma jurídica que mejor se adapta al modelo de empresa que tenemos pensado. La figura más conveniente va a depender de cuestiones como -entre otras-: si el management es unipersonal o mancomunado con otras personas, la necesidad de mostrar formalidad jurídica frente a terceros (entidades financieras, clientes, etc.), si vamos a incorporar nuevos “socios” (distintos a los fundadores) en el mediano o largo plazo, cómo queremos que se tomen las decisiones, etc. Responder este tipo de preguntas, y otros asuntos, nos va a ayudar a determinar cuál es el tipo societario indicado.
  • Marcas: la importancia del nombre. El principal elemento diferenciador de cualquier negocio es el signo bajo el cual se identifica. Este puede ser una palabra, una imagen (logo) o un conjunto de imagen y palabra.

De esta forma, la marca va a ser la que permita a los usuarios y consumidores reconocer los productos y servicios comercializados y a diferenciarlos de los potenciales competidores. Es así que, cuando se comienza a concretar el proyecto, resulta sumamente importante la elección de la marca, así como su protección en debido tiempo y forma.

  • Contrataciones de terceros: debemos observar y cuidar las relaciones que tengamos con aquellas personas que nos brinden servicios o presten tareas relacionadas con nuestro negocio. Para ello, resulta esencial determinar bajo qué figura contractual encuadraremos cada relación.

Así las cosas, para la Startup quizás necesitemos empleados en relación de dependencia o freelancers para determinado proyecto o tarea. Es indispensable darle la forma contractual que corresponda a cada relación, sin confundirlas ni mezclarlas. De esta forma, evitaremos serios problemas en el futuro y podremos asegurar nuestros derechos y deslindar nuestra responsabilidad frente a reclamos de terceros.

No siempre la figura que a primera vista parece más beneficiosa termina siendo realmente así. Por eso, es necesario evaluar cuales son las formalidades estipuladas por la ley para cada tipo de contratación a fin de determinar la figura más conveniente para cada caso.

Estar alerta a las cuestiones legales arriba señaladas y llevarlas a cabo cumpliendo timings y formalidades, nos evitará conflictos que estanquen o lleven al fracaso nuestro proyecto, con todos los perjuicios, inconvenientes y riesgos que esto implica.

Julia Escudero y Santiago Durañona – Berton Moreno + Ojam

Compartir en:

Dejanos tus comentarios