Reforma Tributaria. Novedades que impactan al bolsillo Pyme

La reforma tributaria sancionada a fines del 2017 trajo varios cambios que hacen recalcular las decisiones y planes de negocios para las pymes. En esta nota comentaremos las principales novedades en materia impositiva que afectan a empresas TIC y al bolsillo de los emprendedores.

Reducción de la tasa de impuesto a las Ganancias para sociedades

A partir de los ejercicios fiscales iniciados en 2018 la alícuota del impuesto será el 30%, y se mantendrá hasta el 2019. Luego bajará al 25% desde el 2020 en adelante. Se prevé la aplicación de un impuesto adicional al momento de la distribución de dividendos o utilidades, con una retención a la alícuota del 7% y 13% respectivamente, que en cada tramo completa el 35% de carga conjunta total entre el accionista o socio y la empresa. Dicha retención se aplica a beneficiarios del país, personas físicas y/o sujetos domiciliados en el exterior. No se aplica a accionistas empresa del país.

La reforma buscó mantener la carga tributaria total de la renta empresaria en el 35% con el esquema ya mencionado de imposición de integración parcial en dos etapas: la primera, en cabeza de la sociedad, y la segunda, en cabeza del accionista o titular. Es decir que si en 2018 una empresa tiene un resultado de $ 100.000 con un impuesto a las ganancias (30%) de $ 30.000 y distribuyen $ 70.000 de dividendo a socios (no empresa), deberán abonar $ 4,900 en concepto de impuesto a los dividendos, lo que arroja una tasa total entre ambos del 35% aprox.

Dividendos y distribución de resultados de sociedades

a) No corresponde el ingreso del Impuesto a las Ganancias sobre dividendos cuando los resultados distribuidos pagaron el 35% de Impuesto a las Ganancias. Ejemplo: para aquellos resultados generados en ejercicio 2017 hacia atrás.

b) Cuando los dividendos o resultados distribuidos se hubieran generado en ejercicios iniciados entre el 01.01.2018 y el 31.12.2019, tales dividendos quedan gravados al 7%.

c) Cuando los dividendos o resultados distribuidos se hubieran generado en ejercicios iniciados a partir del 01.01.2020, tales dividendos quedan gravados al 13%.

Al momento de hacer la distribución habrá que analizar el ejercicio de generación de cada resultado a fin de determinar la carga fiscal correcta.

Se grava la renta financiera para personas humanas

Los títulos públicos, plazos fijos, Fondos Comunes de Inversión, Lebac Obligaciones Negociables y Letes en pesos estarán alcanzados por el 5% y por el 15% si están en dólares o indexados por UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) o CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia). Hay que aclarar que lo que está sujeto a impuesto es la utilidad, es decir, la «ganancia» que da la inversión. La ley determinó un monto no imponible de $ 66.917,91, es decir, que se empieza a pagar por arriba de esa rentabilidad. Por ejemplo, por un plazo fijo de $500.000 con una tasa anual de 20% (rinde $100.000), la carga será de $1.654, ya que el 5% se calculará sobre los intereses, una vez restada el monto no imponible. Si bien aún no se reglamentó su procedimiento, en el sector dan por hecho que los bancos actuarán como agentes de retención del impuesto para hacer efectivo el pago del impuesto. Esto afectará a muchas de las inversiones favorita del ahorristas en los últimos tiempos como bonos y Lebacs.
Para los títulos extranjeros (corporativos o soberanos), la situación no ha cambiado: los intereses tributan a la escala progresiva, pudiendo alcanzar la alícuota del 35%, y el resultado de la enajenación al 15%. Se incluyen dentro del objeto del gravamen a las monedas digitales (bitcoins, criptomonedas,etc.)

Impuesto al Valor Agregado

Servicios digitales: Los servicios digitales que sean prestados desde el exterior hacia el país pagarán el Impuesto al Valor Agregado. Ejemplo Netflix, Spotify, etc. deberan abonar el 21% en concepto de IVA. Esta modificación tiene efecto para los hechos imponibles originados a partir del 01.02.2018. Aun no se reglamentó su aplicación, pero se estima que serán los bancos y tarjetas de créditos quienes aplicaran ese tributo. Esto probablemente causará que se traslade ese costo a los consumidores.

Devolución de saldos a favor por adquisición de bienes de uso: Se habilita la devolución de los créditos fiscales originados en compra, construcción, fabricación o importación de bienes de uso -excepto automóviles-, adquiridos a partir del 01.01.2018, y que luego de transcurridos 6 meses desde su cómputo, no hubieran sido absorbidos por débitos fiscales generados por la actividad (aplica también a leasing, luego de los 6 meses de ejercida la opción de compra). Es decir que si por ejemplo se compran servidores, y el crédito fiscal de dicha incorporación no es consumido por IVA de las ventas en los próximos 6 meses se puede solicitar la devolución del tributo abonado en esa adquisición.

Monotributo

Los nuevos límites: A partir de enero, la facturación anual máxima que es posible tener para estar incluido en el régimen simplificado es de $ 896.043,90 en el caso de prestación de servicios, y de $ 1.344.065,86 si el contribuyente se dedica a la venta de cosas muebles

Se efectúan las siguientes modificaciones, con efecto a partir del 1/6/2018:

1) Se incrementa el precio unitario de venta, de $ 2.500 a $ 15.000.

2) Las sociedades de la Sección IV (sociedades simples “ex Sociedades de Hecho”) ya no podrán ser monotributistas.

3) Las recategorizaciones serán semestrales en vez de cuatrimestrales.

Venta de Inmuebles

Se reemplaza el impuesto a la transferencia de inmuebles (ITI) por un pago único y definitivo de impuesto a de Ganancias. El impuesto se calcula sobre el resultado de la venta (precio de venta-costo actualizado) aplicándose una tasa del 15%, si el inmueble no es destinado a vivienda. Esto aplica para viene adquiridos a partir de Enero 2018. Para inmueble adquirido previamente se continuara aplicando el ITI (1,5% sobre el precio de venta)

Son muchos los cambios que se implementan este año, aún estamos a tiempo de analizarlos y planificar. Ahora es tiempo de «recalcular», asesorarse y tomar la mejor decisión a futuro.

David Acuña
Gerente de Impuestos

Compartir en:

Dejanos tus comentarios