Programa de asistencia de emergencia al trabajo y la producción

A partir del 01/04/2020 con la publicación en el Boletín Oficial y entrada en vigencia del Decreto 332/2020, se crea el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para aquellos empleadores y trabajadores afectados por la emergencia sanitaria actual.

Dicho programa consiste en la obtención de uno más de los siguientes beneficios:

  • Postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino.
  • Asignación Compensatoria al Salario, para trabajadores en relación de dependencia del sector privado.
  • REPRO, Asistencia por la Emergencia Sanitaria.
  • Sistema integral de prestaciones por desempleo.

Podrán acceder a dichos beneficios aquellos que convaliden, actividades económicas afectadas en forma crítica en las zonas geográficas donde se desarrollan, cantidad relevante de trabajadores contagiados por el COVID 19, en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo y/o sustancial reducción en sus ventas con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

Quedan excluidos aquellos sujetos que realicen actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia sanitaria y cuyo personal fue exceptuado del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio, así como todas aquellas otras que sin encontrarse expresamente estipuladas en las normas antedichas no exterioricen indicios concretos que permitan inferir una disminución representativa del nivel de actividad.

El beneficio de postergación de contribuciones patronales corresponde a los meses devengados de marzo y abril. En el caso de reducción corresponde al periodo devengado abril y será en primera instancia para aquellos empleadores que al 29/02/2020 no superen la nómina de 60 trabajadores. De lo contrario para poder acceder al mismo se requerirá promover el Procedimiento Preventivo de Crisis conforme a la ley N° 24.013, con los alcances y limitaciones que establezca la reglamentación.

Respecto a la asignación por compensación se segmentará en escalas por cantidad de empleados. Consistirá en una suma abonada por la Administración Nacional de Seguridad Social equivalente al máximo entre el salario bruto y un porcentaje del salario mínimo vital y móvil, de acuerdo con cada escala. Quedarán excluidos aquellos que cuenten con una nómina mayor a 100 empleados. Esta Asignación Compensatoria al Salario se considerará a cuenta del pago de las remuneraciones del personal afectado, debiéndose abonar el saldo restante de aquellas hasta completar las mismas. Dicho saldo deberá tratarse como remuneración a todos los efectos legales y convencionales.

El programa REPRO consistirá en una asignación no contributiva respecto al Sistema integrado previsional. Tendrá un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000 y será abonada por el Estado para los trabajadores del sector privado comprendidos en el régimen de negociación colectiva de empleador que superen los 100 trabajadores. El sistema integral de prestación por desempleo también tendrá los mismos límites y se elevará durante el período que establezca la Jefatura de Gabinete de Ministros.

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social evaluará la información remitida por las empresas, pudiendo relevar datos adicionales y solicitar la documentación que estime necesaria.

Por último se faculta a la AFIP a disponer vencimientos especiales y facilidades para el pago de las contribuciones patronales, al Sistema Integrado Previsional Argentino, devengadas durante los meses de marzo y abril del año en curso.

El presente decreto resultará de aplicación respecto de los resultados económicos de las empresas ocurridos entre el 20 de marzo y el 30 de abril de 2020, inclusive, pero se faculta al PEN para extender su plazo.

Esta publicación no pretende proporcionar asesoramiento profesional. Ante cualquier consulta comunicarse con comunicacion@barrero-larroude.com.ar

 

Compartir en:

Dejanos tus comentarios