Operaciones de mercado de cambios

A partir del jueves 30/04/2020, se introdujeron una serie de modificaciones en lo que respecta al mercado de cambios, que invitan no solo a estar al tanto de las mismas, sino a revisar las implicaciones en materia contable e impositiva que este tipo de operaciones podría llegar a dar lugar.

Conforme lo establecido por el BCRA, las empresas que accedan a líneas de créditos con tasas subsidiadas y aquellas que realicen operaciones de compra – venta de títulos valores con liquidación en moneda extranjera, tendrán que pedir la conformidad previa del Banco Central para acceder al Mercado Único y Libre de Cambios para la adquisición de divisas.

Las Pymes, en la medida que tengan vigente esas líneas de crédito, tendrán también limitado el acceso a operaciones de venta de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o a la transferencia a entidades depositarias del exterior.

La disposición del Banco Central estipula además que, para acceder al mercado para la adquisición de divisas, las empresas tendrán que presentar una declaración jurada de que ese día y en los 30 días corridos anteriores no han efectuado ventas de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferencias de estos a entidades depositarias del exterior.

También se deberán comprometer a no realizar esas operaciones a partir del momento en que requiere el acceso y por los 30 días corridos subsiguientes.

En este marco, es oportuno mencionar algunas consideraciones vinculados a dicha operatoria.

Las operaciones de compra – venta de títulos que coticen tanto en moneda extranjera como en pesos, producto del tipo del cambio implícito y su diferencial respecto al tipo de cambio oficial, pueden dar lugar a quebrantos o ganancias desde el punto de vista contable e impositivo.

En materia tributaria, las operaciones de contado con liquidación y su tratamiento impositivo, ha sido puesto a consideración de la Administración Federal de Ingresos Públicos en el año 2014. El organismo se ha expedido por intermedio de la Circular 5/2014 publicada en el Boletín Oficial del 19 de noviembre de ese mismo año, aclarando que no resultan deducibles en el impuesto a las ganancias las pérdidas por diferencias de cambio negativas derivadas de operaciones de “dólar bolsa” o “dólar mercado electrónico de pagos (MEP)” con títulos públicos.

Fundamenta dicho criterio en razón que estas operatorias no se encuentran vinculadas con la obtención, mantenimiento ni conservación de ganancias gravadas, ni cumplen con los requisitos legales para ser consideradas pérdidas extraordinarias por no obedecer a situaciones de fuerza mayor o caso fortuito.

Se podría observar que la Circular se expide sobre el tratamiento de las diferencias de cambio negativas que generan un quebranto, pero no lo hace sobre las diferencias de cambio positivas, las cuales generan una ganancia gravada para las sociedades.

Es recomendable analizar correctamente este tipo de operaciones y al decidir el tratamiento aplicable en la determinación del impuesto, no desconocer la opinión del fisco en esta Circular, considerando que el organismo de control podría objetarlo y se debería llevar la discusión al ámbito del Tribunal Fiscal y la Justicia.

CPN Jose Mondino

AZ Group

Compartir en:

Dejanos tus comentarios