Costos y oportunidades de la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS)

Fuente: Barrero & Larroudé (Costos y oportunidades de la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS))

Si estás decidido a emprender o a formalizar tu emprendimiento entonces te encontrás frente a un desafío. Te ayudamos a analizar costos y oportunidades de cómo emprender vía una SAS y de esa forma tomes una decisión que se ajuste a tus necesidades. Con la sanción de la Ley de Emprendedores en marzo de este año, se crearon las SAS, ¿qué son las SAS? Son “Sociedad por Acciones Simplificada”: un nuevo tipo societario que se suma al menú de opciones de estructuración que tienen las PyMEs y los emprendedores para darle vida a sus negocios.

¿Qué nuevos beneficios traen las SAS para los emprendedores? 

  • Constitución de la sociedad en 24 hs.
  • Obtención de CUIT o CDI al momento de constitución.
  • Abrir una cuenta bancaria de manera fácil y rápida
  • Requiere un capital mínimo de dos Salario Mínimos $17.720
  • Tenés la posibilidad de que la sociedad sea de un único socio
  • Permite adecuar el Estatuto para autorregular las decisiones y acciones de la compañía
  • Podés decidir a qué precio emitir tus acciones, dependiendo del tipo de inversor
  • Digitalización: podés utilizar  firma, libros y poderes digitales
  • Las actividades de la sociedad no necesitan estar directamente relacionadas.

¿Cuáles son las ventajas de emprender a través de una la SAS? 

La creación de las SAS apunta a facilitar la constitución, promoción y el crecimiento de pequeñas empresas, dejando atrás las barreras burocráticas. La SAS se puede abrir vía internet en un día, incluida la apertura de una cuenta bancaria en el acto y el CUIT. Esto representa una clara mejora en cuanto a tiempo, ya que en el país la creación de una empresa demandaba en promedio de 45 a 60 días, lo significaba un incremento importante de los costos y, en consecuencia,  un obstáculo para promover la formalidad en el sistema económico.

¿Qué beneficios impositivos tienen las SAS vs  S.A o S.R.L? 

En términos fiscales las SAS tienen el mismo tratamiento que una Sociedad Anónima o una Sociedad de Responsabilidad Limitada.Por el momento, las SAS no presentan mayores facilidades para contratar personal y tampoco ventajas impositivas específicas. Sin embargo Sí pueden gozar de los beneficios otorgados por la Ley PyME,  para aquellas Pequeñas y Medianas empresas (incluidas las SAS) siempre y cuando se categoricen como tal.Beneficios exclusivos para quienes se inscriban como SAS

  • Eliminación de Ganancia Mínima Presunta
  • Compensación de hasta un 100% del Impuesto a Créditos y Débitos Bancarios
  • Diferimiento de Pago del IVA a 90 días
  • Compensación de saldos vía bono fiscal
  • Pago a cuenta del IIGG por inversiones productivas:
  • Crédito fiscal por el IVA de las inversiones
  • Estabilidad Fiscal hasta el 31/12/2018

¿Hay diferencias legales entre las SAS y otra estructuración de negocio unipersonal? 

Con relación a aquellos emprendimientos que son llevados a título personal vía monotributo o en carácter de responsable inscripto, el emprendedor que posea una SAS va a tener limitada su responsabilidad al capital suscripto a la sociedad acotando así los riesgos ante posibles contingencias. La SAS brinda la posibilidad de organizar su patrimonio-empresa, de una forma más eficiente. Como monotributista o como responsable inscripto, el emprendedor debe afrontar cualquier tipo de obligación con su patrimonio personal, lo que implica un mayor compromiso y riesgo al encarar un negocio.

Las ventajas comerciales de las SAS

✓ Podés trabajar sin límite de facturación (el monotributo es establece montos máximos de facturación de $ 700.000 para servicios y $ 1.050.000 para venta de bienes mueble)

✓ Brinda una mejor imagen, confianza y estructura ante clientes y potenciales.

✓ Mayores posibilidades de negocios o contratos debido a que muchas compañías no aceptan proveedores monotributista o no conformados como sociedad, por requerimientos legales, comerciales y/o impositivos.

En conclusión…

El objetivo principal de las SAS es generar condiciones ideales y normativas más simples que ayuden a los emprendedores a desarrollar sus proyectos de forma simple y con menos trabas administrativas.  Sin embargo, al momento de estructurar un emprendimiento se debe tener en cuenta que si bien las SAS tendrán un costo de constitución más económico que otros figuras jurídicas, las mismas no dejan de ser una Sociedad, por lo cual deberán afrontar prácticamente similares obligaciones legales y fiscales que el resto de los tipos jurídicos (SA/SRL), haciendo de su mantenimiento un costo a considerar al momento del análisis de su viabilidad.

David Acuña
Gerente de Impuestos
Barrero&Larroude

Si querés emprender y todavía te quedan dudas sobre cual es la mejor figura para tu negocio, escribinos a info@barrero-larroude.com.ar

Compartir en:

Dejanos tus comentarios