Beneficios para contribuyentes cumplidores

Mediante la Resolución Normativa 52/2020, la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), estableció el procedimiento que permitirá realizar compensaciones de gravámenes a partir del 15 de octubre de 2020.

La AFIP, extendió el universo de beneficiarios para acceder a la nueva moratoria, la cual permite regularizar en hasta 120 cuotas, deudas tributarias, aduaneras y previsionales vencidas hasta el 31/07/2020.  Para poder adherirse a dicha moratoria los contribuyentes tienen plazo hasta el 31/10/2020 y la primera cuota vencería recién el 16/12/2020. Ahora bien, la ampliación de la moratoria también contempla un régimen de beneficios para contribuyentes cumplidores.

Como punto de partida, se entenderá que un contribuyente reviste la condición de cumplidor cuando, al 26 de agosto de 2020, no registre incumplimientos en la presentación de declaraciones juradas, como tampoco en el pago de las obligaciones tributarias desde los períodos fiscales iniciados a partir del 1° de enero de 2017.  Reunida la condición precedente, los beneficios dependerán según se trate de sujetos adheridos al régimen simplificado o responsables inscriptos.

Para los primeros el beneficio consiste en la exención del componente impositivo del monotributo. La cantidad de cuotas por las cual se eximen de ingresar el tributo, dependerán de la categoría del contribuyente y en ningún caso podrá superar un importe total equivalente a $17.500. En lo que refiere a sujetos inscriptos en el impuesto a las ganancias, el beneficio consiste en una deducción especial conforme los siguientes términos:

a) Para personas humanas y sucesiones indivisas: tendrán derecho a deducir, por un período fiscal, de sus ganancias netas un importe adicional equivalente al 50% del previsto en el artículo 30, inciso a) de la Ley de Impuesto a las Ganancias (t.o. 2019). El beneficio establecido en el presente inciso no resultará de aplicación para los sujetos comprendidos en los incisos a), b) y c) del artículo 82 de la ley de impuesto a las ganancias.

b) Para personas jurídicas que revistan la condición de condición de MiPYME, podrán optar por practicar las respectivas amortizaciones a partir del período fiscal de habilitación del bien, de acuerdo con las normas generales de la ley de Impuesto a las Ganancias, o conforme al régimen que se establece a continuación:

• Inversiones realizadas en bienes muebles amortizables adquiridos, elaborados o fabricados: mínimo en 2 cuotas anuales, iguales y consecutivas.
• Inversiones realizadas en bienes muebles amortizables importados: mínimo en 3 cuotas anuales, iguales y consecutivas.
• Inversiones en obras de infraestructura: mínimo en la cantidad de cuotas anuales, iguales y consecutivas que surja de considerar su vida útil reducida al 50% de la estimada.

Este beneficio de amortización será aplicable únicamente para las inversiones efectivizadas hasta el 31 de diciembre de 2021. Una vez hecha la opción por uno de los procedimientos de amortización señalados precedentemente, el mismo deberá ser comunicado a la autoridad de aplicación, en la forma, plazo y condiciones que las mismas establezcan, debiéndose aplicar –sin excepción– a todas las inversiones de capital que se realicen para la ejecución de la nueva inversión directa, incluidas aquellas que se requieran durante su funcionamiento, pudiendo optar nuevamente en caso de que se modifique el régimen impositivo aplicable. Ambos beneficios se aplicarán en las declaraciones juradas correspondientes a los ejercicios finalizados con posterioridad al 30 de diciembre de 2020. En ningún caso, la deducción prevista dará lugar a la generación de saldos a favor ni podrá trasladarse a ejercicios futuros. Los referidos beneficios fiscales no resultan acumulativos, debiéndose, cuando corresponda, optarse por alguno

Compartir en:

Dejanos tus comentarios