OUR TEAM

We have developed leading professionals with an entrepreneurial spirit for 40 years

Agricultural companies

Tax, accounting, financial and management advice to agroindustrial companies.

Bussiness & Technology

Senior management for knowledge based services companies in expansion process.

Startup Expansion

We strategically plan the global expansion process for companies that seek to land in other countries.

Actualizaciones normativas de septiembre – octubre

CORRIENTES. NARANJAS. PRODUCCIÓN PRIMARIA.

Dir. Gral. Rentas – Resolución General 209/2020. B.O. (04/09/2020)

Se fija el precio de $9.000 por  tonelada del producto “naranjas” incluido en las planillas anexas de la resolución general 204/2020.

PROGRAMA “MENDOZA ACTIVA”.

Poder Legislativo – Ley 9254. B.O. (08/09/2020)

El objeto de la Ley 9243 Programa “Mendoza Activa”, se amplia e integra a la actividad de construcciones de establecimientos industriales y de servicios e infraestructura en establecimientos dedicados a la producción agrícola ganadera.

SALTA. ACTIVIDAD FORESTAL.

Poder Legislativo – Ley 8209. B.O. (21/09/2020)

Salta se adhiere a la ley nacional 27487 en referencia a la exención de tributos y/o derechos locales que directa o indirectamente graven o regulen la actividad o los bienes que integren el emprendimiento forestal o foresto industrial.

MENDOZA. PRODUCTOS AGRÍCOLAS.

Poder Legislativo – Ley 9252. B.O. (18/09/2020)

Se modifica la ley provincial 9133, Ley de la registración obligatoria de los contratos que tengan por objeto la compraventa de productos agrícolas, cuyo uso o destino final sea su entrega a establecimientos agroindustriales de la Provincia. Se establece que, un mes antes del inicio de la cosecha de cada producto agrícola, la Autoridad de Aplicación deberá convocar a los sectores interesados a tratar en conjunto, aspectos de interés para las transacciones comerciales, como, costos de producción, calidades de los productos, situación de los mercados, precios de referencia, plazos de entrega de materias primas, modalidades de pago y todo otro que resulte de interés para cada sector.

EMERGENCIA Y/O DESASTRE AGROPECUARIO.

Corrientes

Poder Ejecutivo – Decreto 1600/2020. B.O. (08/09/2020)

Se declara el estado de emergencia y/o desastre agropecuario por el término de un año, a partir del 1 de Septiembre de 2020, para el sector ganadero, en los Departamentos de Bella Vista, Berón de Astrada, Capital, Empedrado, General Paz, Goya, Itatí, Lavalle, Mburucuyá, Saladas, San Cosme, San Luis del Palmar y San Roque, por las escasas lluvias registradas y los bajos niveles de reservas hídricas durante los meses de marzo a agosto de 2020, que determinaron condiciones de sequía en el sector agropecuario. Se prorrogan los vencimientos de impuestos y créditos provinciales, subvenciones dispuestas por el Ministerio de Producción de la Provincia con recursos disponibles de su partida presupuestaria, y asistencia técnica y financiera. Estos beneficios se otorgan a partir del 1 de setiembre de 2020.

Formosa

Min. Agricultura, Ganadería y Pesca – Resolución 201/2020. B.O. (28/09/2020)

Se declara el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, desde el 1 de Julio de 2020 y hasta el 31 de Junio de 2021, para las explotaciones ganaderas y apícolas, afectadas por sequía, y desde el 1 de enero de 2020 y hasta el 31 de Diciembre de 2020, para las explotaciones agrícolas de cultivo de maíz y cucurbitáceas de segunda siembra, afectadas por sequía, en todo el territorio provincial. Los productores afectados deberán presentar un certificado donde conste la situación de sus predios, para poder obtener los beneficios correspondientes.

Compartir en:

Mantenimiento de las actividades en las Reorganizaciones Impositivas

Cuando las empresas deciden hacer uso de la herramienta fiscal de Reorganización Impositiva, una de las condiciones a cumplir para que la misma sea aprobada por el Organismo Fiscalizador (AFIP), es el mantenimiento de las actividades que tenía la antecesora en las continuadoras, por lo menos por dos años contados desde la fecha de la reorganización.

Esta es una de las condiciones esenciales para que se obtenga el beneficio conocido como “libre de impuestos”. Es decir, se trasladan, entre otros, activos (ejemplo hacienda, maquinarias, etc) entre empresas, sin tener que tributar el impuesto a las ganancias ni el impuesto al valor agregado.

Hasta aquí, parecería que no habría mayores dudas. Tal es así que el Decreto Reglamentario de la Ley del Impuesto a las Ganancias, en su artículo 172 establece el requisito de mantenimiento  “Que continúen desarrollando por un período no inferior a dos (2) años, contados a partir de la fecha de la reorganización, alguna de las actividades de la o las empresas reestructuradas u otras vinculadas con aquellas -permanencia de la explotación dentro del mismo ramo-, de forma tal que los bienes y/o servicios que produzcan y/o comercialicen la o las empresas continuadoras posean características esencialmente similares a los que producían y/o comercializaban la o las empresas antecesoras”.

¿Qué sucede si las empresas que se reorganizan, realizan varias actividades? ¿Deben continuar con todas o algunas de las actividades?

Ahora bien, en cuanto a una Reorganización por Escisión (división), el Fisco sostiene en distintos Dictámenes de Asesoría Técnica (DAT 18/1985; DAT 54/2005 y DAT 12/2006) que alguna actividad sería suficiente para garantizar la continuidad del funcionamiento. Por ejemplo, si una empresa que realiza actividad de cría y de agricultura se escinde en dos sociedades, las continuadoras podrían tener únicamente actividad ganadera.

Pero no es la misma opinión respecto de una fusión (unión).

Aquí el Fisco opinó que “…en los casos de fusión … en donde se produce una centralización de operaciones para que se considere cumplido el requisito de mantenimiento de actividad posterior, deberán continuarse las actividades de las empresas antecesoras, pues de la discontinuidad de alguna podría inferirse que la reestructuración se realiza solo con el objeto de lograr los beneficios que surjan del traslado de los atributos impositivos de la actividad que cesa”.

En distintos dictámenes de Asesoría Técnica (DAT 4/2010 y 35/2010) puede apreciarse esta interpretación. Por lo tanto, el actual criterio de la AFIP exigiría el mantenimiento en la continuadora, de todas las actividades de la entidad absorbida y no algunas de ellas.

Será una cuestión fundamental a la hora de Reorganizarse, especialmente por medio de una Fusión, tener presente el criterio adoptado por el Organismo en cuanto a las actividades a desarrollar por las empresas reorganizadas, aunque lo que se desprende del articulado tanto de la Ley como de su Decreto Reglamentario, en el tratamiento para escisiones y fusiones, no hay distingo sobre este tema de alguna o todas las actividades.

 

CPN Alejandro Horacio Larroudé

Barrero & Larroudé

Socio

Compartir en:

Beneficios para contribuyentes cumplidores

Mediante la Resolución Normativa 52/2020, la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), estableció el procedimiento que permitirá realizar compensaciones de gravámenes a partir del 15 de octubre de 2020.

La AFIP, extendió el universo de beneficiarios para acceder a la nueva moratoria, la cual permite regularizar en hasta 120 cuotas, deudas tributarias, aduaneras y previsionales vencidas hasta el 31/07/2020.  Para poder adherirse a dicha moratoria los contribuyentes tienen plazo hasta el 31/10/2020 y la primera cuota vencería recién el 16/12/2020. Ahora bien, la ampliación de la moratoria también contempla un régimen de beneficios para contribuyentes cumplidores.

Como punto de partida, se entenderá que un contribuyente reviste la condición de cumplidor cuando, al 26 de agosto de 2020, no registre incumplimientos en la presentación de declaraciones juradas, como tampoco en el pago de las obligaciones tributarias desde los períodos fiscales iniciados a partir del 1° de enero de 2017.  Reunida la condición precedente, los beneficios dependerán según se trate de sujetos adheridos al régimen simplificado o responsables inscriptos.

Para los primeros el beneficio consiste en la exención del componente impositivo del monotributo. La cantidad de cuotas por las cual se eximen de ingresar el tributo, dependerán de la categoría del contribuyente y en ningún caso podrá superar un importe total equivalente a $17.500. En lo que refiere a sujetos inscriptos en el impuesto a las ganancias, el beneficio consiste en una deducción especial conforme los siguientes términos:

a) Para personas humanas y sucesiones indivisas: tendrán derecho a deducir, por un período fiscal, de sus ganancias netas un importe adicional equivalente al 50% del previsto en el artículo 30, inciso a) de la Ley de Impuesto a las Ganancias (t.o. 2019). El beneficio establecido en el presente inciso no resultará de aplicación para los sujetos comprendidos en los incisos a), b) y c) del artículo 82 de la ley de impuesto a las ganancias.

b) Para personas jurídicas que revistan la condición de condición de MiPYME, podrán optar por practicar las respectivas amortizaciones a partir del período fiscal de habilitación del bien, de acuerdo con las normas generales de la ley de Impuesto a las Ganancias, o conforme al régimen que se establece a continuación:

• Inversiones realizadas en bienes muebles amortizables adquiridos, elaborados o fabricados: mínimo en 2 cuotas anuales, iguales y consecutivas.
• Inversiones realizadas en bienes muebles amortizables importados: mínimo en 3 cuotas anuales, iguales y consecutivas.
• Inversiones en obras de infraestructura: mínimo en la cantidad de cuotas anuales, iguales y consecutivas que surja de considerar su vida útil reducida al 50% de la estimada.

Este beneficio de amortización será aplicable únicamente para las inversiones efectivizadas hasta el 31 de diciembre de 2021. Una vez hecha la opción por uno de los procedimientos de amortización señalados precedentemente, el mismo deberá ser comunicado a la autoridad de aplicación, en la forma, plazo y condiciones que las mismas establezcan, debiéndose aplicar –sin excepción– a todas las inversiones de capital que se realicen para la ejecución de la nueva inversión directa, incluidas aquellas que se requieran durante su funcionamiento, pudiendo optar nuevamente en caso de que se modifique el régimen impositivo aplicable. Ambos beneficios se aplicarán en las declaraciones juradas correspondientes a los ejercicios finalizados con posterioridad al 30 de diciembre de 2020. En ningún caso, la deducción prevista dará lugar a la generación de saldos a favor ni podrá trasladarse a ejercicios futuros. Los referidos beneficios fiscales no resultan acumulativos, debiéndose, cuando corresponda, optarse por alguno

Compartir en:

¿Alcanza la nueva Ley de Economía del Conocimiento para impulsar la industria?

En diciembre de 2019 el Poder Ejecutivo puso un freno a la Ley de Economía del Conocimiento, luego de diez meses en suspenso ambas Cámaras aprobaron un nuevo proyecto. “Si bien en cierta manera esta Ley llega tarde y con modificaciones importantes continúa siendo muy necesaria para el desarrollo de la economía, nuevos proyectos  y el ingreso de nuevas divisas” afirma Juan Manuel, CEO de CFOStartup. Las actividades promovidas son las mismas que en la Ley original pero se introdujeron cambios en los requisitos y en los beneficios impositivos. Analizamos las modificaciones y anticipamos el impacto que tendrá en los emprendedores. 

“Los asesores impositivos tenemos que ser claros acerca de las expectativas que pueda general la Ley en las startups: los beneficios impositivos que otorga no lograrán compensar las pérdidas por el tipo de cambio pero ayudarán en cierta manera a alivianar las cargas sociales e impositivas. Se han perdido muchas pymes exportadoras en el último tiempo y el país necesita de generar de nuevo las condiciones para que estas empresas puedan competir en un mercado que por naturaleza es globalizado”  analiza Juan Manuel Barrero fundador de CFOStartup, firma especializada en asesorar contable e impositivamente a empresas de la Economía del Conocimiento. De todas formas, desde CFOStartup recomiendan a las empresas que evaluando su dimensión e impacto analicen las posibilidades de adecuarse al régimen.  

Las primeras modificaciones de la LEC están en los requisitos

El primer requisito que deberán cumplir las empresas que quieran obtener los beneficios de la nueva LEC es ser personas jurídicas, fideicomisos, fondos comunes de inversión o establecimientos permanentes en el país de sujetos del exterior. Si cumplen con ese paso además deberán encontrarse en el curso normal de cumplimiento de sus obligaciones fiscales, laborales, gremiales y previsionales. 

La Ley exige acreditar que la actividad promovida represente al menos el 70% de la facturación total del último ejercicio de la empresa (obligatorio para los servicios relacionados a la industria del software y servicios informáticos y digitales como así también para los servicios profesionales de exportación), o bien que la actividad promovida sea realizada para incorporar conocimientos de avances científicos y técnicos a los productos y/o servicios de la empresa y así agregarles valor e innovación.

Por otra parte, los beneficiarios deberán acreditar el cumplimiento de, al menos, dos de los siguientes requisitos:

  1. Acreditar la realización de mejoras continuas en los servicios, productos y/o procesos de la forma que lo disponga la autoridad de aplicación (probablemente mediante programas estatales o avalados por el estados, según lo indica la experiencia) o bien mediante una norma de calidad reconocida (por ej. ISO 9001).
  2. Acreditar la realización de erogaciones en:
  3. a) Investigación y desarrollo de las actividades promovidas en un porcentaje de su facturación total del último año con un mínimo de 1% para microempresas, 2% para pequeñas y medianas empresas, y 3% para grandes empresas; o
  4. b) Capacitación de los empleados afectados a dichas actividades en un porcentaje de su masa salarial total con un mínimo del 3% para microempresas, 5% para pequeñas y medianas empresas y 8% para grandes empresas.
  5. Acreditar la realización de exportaciones de bienes y/o servicios que representen respecto de su facturación total al menos, un 4% para microempresas, 10% para pequeñas y medianas empresas y 13% para grandes empresas.

Cuando la actividad promovida fuera la de servicios profesionales de exportación, los sujetos beneficiarios deberán cumplir obligatoriamente los requisitos 1 y 2, sin perjuicio de que las exportaciones de los servicios deberán representar el 70% de la facturación total.

Las empresas que quieran solicitar los beneficios de la Ley deberán inscribirse en el Registro de Promoción de Economía del Conocimiento y revalidar su inscripción de forma bianual, demostrar que continúan cumpliendo la totalidad de los requisitos que le fueron exigidos al momento de su inscripción y haber llevado a cabo incrementos reales en los porcentajes de los requisitos de I+D (incrementos de hasta 0,5% en la inversión en investigación y desarrollo), capacitación del personal (incrementos de hasta 1% de la inversión en capacitación) y exportaciones (incremento de hasta 1,5% de las exportaciones en relación a la facturación total).

Facilidades para micro empresas

A las micro empresas con menos de tres años de antigüedad, no se exige que estas cumplan con ningún requisitos, sólo deben acreditar la actividad principal, pudiendo permanecer en el régimen sin acreditar el resto de los requisitos por cuatro años desde su inscripción siempre y cuando continúen revistiendo la calidad de micro empresas.

Pasados los 4 años o bien una vez que el beneficiario deje de ser microempresa, lo que suceda antes, deberá cumplir el resto de los requisitos. Cabe remarcar que se excluye de esta posibilidad a las empresas de exportación de servicios profesionales.

Beneficios fiscales post reforma

La “estabilidad fiscal” que otorga el régimen será únicamente respecto de los beneficios que otorga la LEC y no respecto de la carga tributaria total. Esto deja latente la posibilidad de que los sujetos inscriptos en el régimen sufran la aplicación de nuevos tributos o el incremento de los actuales, siempre y cuando puedan seguir gozando de los beneficios de la ley en los mismos porcentajes que los previstos por la reforma.

El proyecto contempla el otorgamiento de un “Bono de crédito fiscal” igual a 70% de las contribuciones patronales efectivamente pagadas a los empleados afectados a la actividad promovida, sin embargo, se establece un límite de empleados respecto de los cuales se podrá obtener dicho bono (7 veces la cantidad de empleados que puede tener una empresa mediana tramo II del sector servicios, según la normativa de SEPyME). El bono ascenderá al 80% de las contribuciones respecto de nuevas incorporaciones laborales si se contratan: mujeres, personas con estudios de posgrado en ingeniería, cs. exactas y naturales; personas con discapacidad; residentes en zonas desfavorables; o que con anterioridad hubieran sido beneficiarias de planes sociales.

La nueva LEC nada dice respecto de la no gravabilidad del bono, por lo cual es lógico suponer que el Fisco considerará que el mismo está alcanzado por el Impuesto a las Ganancias.

En relación con el impuesto a las ganancias, se establece únicamente una reducción del 60% del monto del impuesto determinado por la actividad promovida en cada ejercicio. Es decir que no se otorga al beneficiario una tasa reducida y definitiva del impuesto, sino más bien un descuento del impuesto determinado en cada período fiscal.

Además, la nueva Ley propone la exención de los regímenes de retención y percepción del Impuesto al valor Agregado únicamente a aquellos sujetos que sean exportadores o a quienes la autoridad de aplicación considere oportuno según su actividad. Con esta reforma, se deja afuera del beneficio a una gran cantidad de sujetos que se adhieran al régimen, quienes habrían obtenido la exención de forma automática según el texto original del régimen.

Por otra parte, las retenciones sufridas en el exterior por impuestos análogos al Impuesto a las Ganancias sean deducidas como un gasto más y no tomadas como un pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias, como lo prevé el texto original del régimen y el actual régimen vigente para el impuesto a las ganancias.

Como contrapartida a los beneficios de la LEC deberán abonar anualmente un monto equivalente de hasta el 4% -lo cual será determinado por la reglamentación- del monto total de los beneficios fiscales otorgados en el marco del presente Régimen, al Fondo Fiduciario que crea la ley, una tasa retributiva por los servicios de verificación y control del cumplimiento de los requisitos prevista en el texto original del régimen que podrá ascender hasta un 4% de los beneficios fiscales que otorgue el régimen.

Compartir en:

Cómo puede el tax planning ayudarte a crecer

Si estás en una etapa avanzada de tu negocio, en esta nota anticipamos los desafíos desde el punto de vista fiscal que vas a encontrar.  Es importante tener en cuenta que durante el crecimiento de tu empresa será necesario recurrir a leyes que ayuden a reducir la carga de impuestos para mantener un mayor porcentaje de ganancias. En este punto el Tax Planning o Planificación Fiscal es una herramienta sumamente útil que permite reorganizar, conocer los costos a afrontar, realizar evaluaciones de nuevos proyectos de inversión o ante cambios o modificaciones legislativas o jurisprudenciales que puedan afectar sus beneficios.

Principales objetivos del Tax Planning

  • Proyectar la inversión de la empresa en el tiempo
  • Minimizar la carga fiscal dentro del marco legal.

Dos aliados del Tax planning

  1. Regímenes de promoción

Los regímenes de promoción son políticas públicas promovidas por los Estado para promocionar actividades estratégicas para su economía. Una de las principales herramientas dentro de los regímenes de promoción son las desgravaciones y las ventajas impositivas para las personas o empresas que realizan inversiones en esas actividades.

  1. Aplicación de los Convenios contra la doble imposición

La doble imposición internacional consiste en la superposición de tributos de distintos Estados sobre la renta obtenida por un contribuyente a partir de la aplicación de diferentes criterios jurisdiccionales. Esta realidad puede contribuir al malestar de los inversionistas al verse presionados con excesivos gravámenes.

Los países firmantes de los convenios  contra la doble imposición adoptan los criterios de la residencia fiscal para el cobro de los impuestos y del beneficio efectivo de la rebaja de las tasas y de la posibilidad de tomar crédito fiscal.

Al mismo tiempo se establecen tasas máximas de impuestos retenido en la fuente, sin perjuicio de la posibilidad de su cómputo como crédito fiscal, de tal manera, que muchas veces una tasa de retención del 30% podría ser disminuida al 15%, 10% o 5% dependiendo de los casos.  Actualmente LATAM cuenta con una red amplia de Convenios de Doble Imposición que incluyen a Argentina, Brasil, España, Chile, Bolivia, México, entre otros países.

Compartir en:

Upcoming events

15/11/2018

Webinar: Aspectos impositivos para Pymes

Aprendé a ordenar y planificar el pago de tus impuestos para obtener beneficios impositivos y mayor liquidez en tu empresa. 

06/12/2018

Save the date: Agromanagement en el Planetario

Agromanagement 2018 propondrá una agenda vinculada a “habilidades blandas” teniendo en cuenta el cambio en los paradigmas del futuro