Lo que necesitás saber sobre la Asignación no remunerativa y el nuevo procedimiento previo a un despido sin causa

Asignación no remunerativa (ANR)

– Será de $ 5.000, a abonarse en dos cuotas iguales, junto a las remuneraciones de los meses de noviembre de 2018 y enero de 2019, respectivamente.
– El pago será proporcional cuando la prestación de servicios fuere inferior a la jornada legal o convencional.
– Se prevé para aquellas actividades o sectores en crisis o declinación productiva la flexibilización del pago de la ANR, que deberá formalizarse mediante Acuerdos convencionales.
– Se establece un régimen de absorción para aquellas actividades que hayan pactado un incremento salarial en concepto de revisión salarial complementaria a la negociación colectiva del año 2018 y también para los empleadores que unilateralmente hubiesen otorgado otros incrementos sobre los ingresos de los trabajadores a partir del 1 de enero de 2018.
– Se aclara que las nuevas negociaciones colectivas que se celebren para instrumentar sumas en concepto de “revisión salarial” podrán tomar en cuenta el monto de la presente ANR.
– Quedan excluidos del pago de la ANR los trabajadores del Régimen de Trabajo Agrario y Personal de Casas Particulares, como así también los que pertenezcan al sector público nacional, provincial y municipal.

Algunas recomendaciones frente a la ANR:

– Cada compañía deberá ver factibilidad financiera del pago y buscar asesoramiento laboral.

Nuevo procedimiento frente a despidos sin justa causa

El capítulo II del Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 1043/2018 establece un procedimiento previo de comunicación para despidos sin justa causa hasta el 31 de marzo de 2019.
Antes de disponer una desvinculación sin justa causa de trabajadores contratados por tiempo indeterminado, los empleadores deberán comunicar la decisión al Ministerio de Producción y Trabajo, con una anticipación no menor a 10 días hábiles previo a hacerla efectiva.
El Ministerio, de oficio o a petición de parte, podrá convocar al empleador y al trabajador, junto con la asistencia gremial pertinente, a fin de celebrar las audiencias que estime necesarias para considerar las condiciones en que se llevará a cabo la futura extinción laboral.
El incumplimiento de ese procedimiento previo dará lugar a la aplicación de las multas previstas en el Régimen General de Sanciones por Infracciones Laborales (Ley 25.212, Anexo II), pero no se establece a qué tipo de sanción se refiere (si es leve, grave o muy grave).
Cabe mencionar que el DNU tampoco indica el contenido de la comunicación, pero consideramos que debería abarcar los datos de la empresa, el trabajador y la relación laboral. Tampoco se establece el medio por el cual se debe comunicar.
En sus disposiciones finales, el decreto señala que el Ministerio de Producción y Trabajo, en su carácter de autoridad de aplicación, quedará facultado para dictar las normas complementarias y aclaratorias, por lo que es probable que en los próximos días se comuniquen estos puntos que no fueron contemplados.
En tanto, el personal de la industria de la construcción, contratado en los términos de la ley 22.250, está exceptuado del procedimiento de comunicación del despido
Es posible que los empleadores cuestionen la constitucionalidad del decreto, ya que, en estos casos, es necesaria una ley que cambie los procedimientos vigentes.

Compartir en:

Dejanos tus comentarios